Talleres//charlas//Coloquios.
Talleres//charlas//Coloquios.
Talleres, charlas, tutorías.
 Talleres, charlas, tutorías.

Blog: educación//valores//actitudes.

El leñador

El joven leñador encontró un buen trabajo, cortar árboles en un bosque perdido. Las reglas del contrato eran claras y precisas árbol cortado árbol pagado, más arboles cortaba más dinero ganaba.

El primer día de trabajo comenzó con mucha fuerza y optimismo, sabia de sus capacidades y al final de las 8 horas de trabajo, había cortado casi sin descanso ni más ni menos que 20 árboles, todo un record según sus colegas, no podía estar más contento.

El segundo día no escatimo en fuerzas, su objetivo era uno solo sumar más árboles que el día anterior, al final de la jornada, solo pudo cortar 15 sus expectativas estaban por los suelos, no entendía por qué había bajado tanto su producción, pensó, cambiaré de estrategia para el tercer día, fue así que entro una hora antes y comenzó a trabajar, cuando llevaba 8 horas de cortar árboles, y el número de árboles cortados eran solamente, 7 alargo una hora más su trabajo y su progreso era mínimo, así fue que con tanta frustración acumulada,  se fue al campamento y en su cabeza retumbaba una sola pregunta sin respuestas

¿Qué me está pasando?

Ya en el campamento el viejo capataz debió ver toda la escena de frustración, se le acercó y le pidió que lo acompañara a su oficina.

Le pregunto de forma muy asertiva:

_  ¿Qué sucede? Por qué esa cara de cansancio y decepción?

El joven y agotado leñador comenzó explicándole como empezó la semana rompiendo el record de árboles cortados y como a medida que pasaban los días el número de árboles disminuía. Y repetía ¿no sé qué me está pasando?

El viejo capataz pregunto:

_ Cuanto tiempo has dedicado a cortar los árboles.

La respuesta del joven leñador fue casi sin pensar, impulsivamente dijo

_ Todo el tiempo, 8 horas el primer y segundo día y 10 horas el tercer día, sin descanso.

Al escuchar esta respuesta el viejo capataz sonrió y realizo la última y más simple de las preguntas.

_ ¿Cuánto tiempo le has dedicado a cuidar y sacarle filo a tu hacha?

La respuesta no fue verbal sino que con gesto y con el cuerpo daba a entender que ni un minuto había dedicado a cuidar su herramienta  de trabajo, y con ello el leñador entendió que debía de sacarle filo a su hacha y con ello descansar para ser más efectivo su trabajo.

Autor desconocido: existen muchas versiones.

 

 

 

 

Contacto

Luis Alexis Maldonado

Email:

luisalexismaldonadom@valorsformantieducant.com

Twitter: @valorsformanted

Puede contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.

Oferta de cursos

Para conocer más sobre la oferta de cursos de Luis Alexis Maldonado contáctanos.

Taller educar en valores desde el respeto.

Taller saca lo positivo que hay en ti.

Síguenos en redes sociales